Fanfic: Secuestro Encantador [ Mark Tuan Y Tu] Capitulo 11

Fanfics

Fanfic: Secuestro Encantador [ Mark Tuan Y Tu] Capitulo 11

Autora  Natalia Tavera Capítulo 11 En peligro -¡Hey ____ ¡, vámonos de aquí – Aiden susurro -Ahora no Aiden, no […]

Fanfic: Secuestro Encantador [ Mark Tuan Y Tu], prologo

Autora  Natalia Tavera

Capítulo 11 En peligro

-¡Hey ____ ¡, vámonos de aquí – Aiden susurro

-Ahora no Aiden, no me iré hasta que encuentre ese maldito papel

Aiden sentía que su corazón se saldría en ese momento por la garganta, podía ver su expresión de un miedo bastante grande, era un tanto gracioso.

-Por favor date prisa ____, estoy más que seguro de que no tardará en llegar- Aiden hizo un puchero

Hacía más de media hora que habíamos llegado a la casa de Bam Bam, estaba buscando unos cuantos papeles para regresar a Corea del Sur y Aiden llevaba más de una hora quejándose.

-Aiden piensa un poco, si fueras un sicópata y secuestras a alguien, ¿dónde pondrías sus cosas? – terminé por sentarme en la silla del comedor

-Primero que nada, no creo que sea muy listo de su parte llevarte con tus papeles verdaderos lejos de un país si es un secuestro- hizo una pausa -Segunda, creo que te mataría desde que no aceptaste casarte. Y, por último, creo que lo escondería en el colchón – Aiden estalló en risas

Pensé por un momento, sonaba tan estúpido, pero a la vez sentía que podía encontrar algo allí.

-Se donde puede estar todo lo que buscamos- Sonreí

Aiden y yo caminamos hacia el ático, había visto salir de allí a Bam Bam muchas veces, siempre se veía bastante sospechoso y jamás dejaba entrar a nadie, al menos que fuéramos su hermana menor.

-¿Estas segura de esto ____?- Aiden tomó mi brazo

-No del todo, pero sé que puedo encontrar algo- abrí la puerta de golpe

Aiden y yo nos cubrimos rápidamente nariz y boca.

Un olor putrefacto invadió el poco aire fresco que quedaba, miramos a nuestro alrededor, había sangre seca por todos lados, mechas de cabello de bastantes tonos y algún dedo tirado en el piso.

-Sabía que ese idiota está loco- Aiden entró al cuarto

Mis *arcadas estaban incrementando, no podía soportar ese maldito olor, era asqueroso pero necesitaba salir de aquí lo antes posible.

-Debe ser allí – señalé una pequeña mesa de madera

Estaba repleta de papeles y dinero, no solo míos había de otras chicas.

-¿A cuantas chicas ha matado este enfermo?- Aiden fruncio el seño

-Como unas cien- reí levemente

-¡Aquí estas!- Aiden levanto las manos

Una pequeña bolsa negra de piel estaba entre las manos de Aiden probablemente allí estuviera mi visa, mi pasaporte y tal vez mi dinero y celular.

-¿Qué hay dentro? – pregunte

-Aquí está todo lo que necesitamos, es hora de irnos, tal vez regrese pronto ese enfermo-

-Conozco un atajó- Sonreí y tomé la mano de Aiden.

-Espera ____, creo que es demasiado tarde- Aiden me sostuvo por la espalda

Se escuchaban pasos por la escalera, tal vez venían hacia nosotros.

-Ven, tememos que ocultarnos- susurré

Detrás de nosotros había una pequeña puerta, jamás había entrado allí, pero era mi vida y la de un gran amigo que tener miedo ahora.

-Me alegro de que no has dudado en entrar aquí –

Una tercera voz estaba en la habitación, Aiden y yo nos miramos y volteando al mismo tiempo nos llevamos todo un susto.

Allí estaba él, su rostro reflejaba odio y tal vez felicidad.

-Eres una maldita perra ____, primero Mark, luego yo y terminas por escoger a tu amigo -Bam Bam me vio con tanto rencor

Mis rodillas estaban temblando a una velocidad increíble, en cualquier momento mi cuerpo caería en el frío suelo.

-¿No te arrepientes de nada cariño?- Bam Bam golpeó mi mejilla -¿No quieres volver a empezar?- cada vez se acercaba más -¿No quieres ser feliz conmigo? –

Mi espalda  ya estaba recargada en la puerta, Aiden ya no estaba conmigo y el sicópata que tenía enfrente estaba a punto de golpearme hasta morir.

Una de sus manos sostenían mi cuello, estaban impidiendo que el oxígeno pasara. Clavé mis uñas en su brazo pero eso no bastaba, comencé a dar patadas bastante desesperadas.

Comenzaba a creer que este era mi fin, mi vista era bastante negra, estaba comenzando  a sentirme más ligera y sin fuerza.

-Nos vemos en el infierno cariño – Bam Bam rió sicópatamente

Le creía, sentía que está vez si moriría

-¡NO LA VAS A MATAR IDIOTA!-

Un fuerte golpe se había escuchado en toda la habitación, pero no era seguro que Bam Bam estuviera muerto.

Esa voz, conocía esa voz, era Mark, Mark me había rescatado pero no sentía las fuerzas suficientes para abrir los ojos y darle las gracias, en cambio solo caí en un sueño profundo. 

Glosario

-Arcadas: sonido e impulso que hacemos antes de vomitar.

Continuara…

Autora  Natalia Tavera

También te puede interesar:

Te puede interesar

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments