Fanfic: HUNTERS (Stray Kids e ITZY) Capítulo 1

Fanfics

Fanfic: HUNTERS (Stray Kids e ITZY) Capítulo 1

Autora YASSGY0MIE Capítulo 1 FELIX POV La alarma de mi móvil sonó en su mesita de noche y esré el brazo […]

Fanfic: HUNTERS (Stray Kids e ITZY) Prologo

Autora YASSGY0MIE

Capítulo 1

FELIX POV

La alarma de mi móvil sonó en su mesita de noche y esré el brazo para apagarla, me removí entre sus sábanas, él no estaba, podía oír el grifo de la ducha y como cantaba. Yo no me moví de la cama, la luz del sol entraba por la ventana, si me movía un poco, me iba a quemar y mi anillo estaba en el salón, así que tuve que esperar a que saliese.-Buenos días – dijo JaeMin saliendo de la ducha con una toalla enredada en su cintura – ¿has dormido bien? – se agachó a darme un beso y enseguida fue a correr la corna para que me pudiese mover.Yo asen) y me senté en la cama aún adormilado.JaeMin era uno de los lobos de la manada de Jeno, llevábamos unos meses viéndonos por la noche a escondidas, yo era su pareja desnada y fue así cuando nos empezamos a ver más, aunque él ya sabía que yo no sen)a mucho más que una atracción por él, lo pasábamos bien juntos y además me hacía senr deseado y querido.-¿Vas a clase? – me preguntó mirando la hora – enes ciento veinte años, creo que no hace falta.-Tengo que ir – le dije poniéndome en pie – llevo treinta años esperando a que renueven los profesores para poder ir cuatro años más, si no, mi vida es aburrida – le expliqué – todo es mejor en un instuto, conoces a gente.-Claro, puedes chupar su sangre, hipnozarla para que se re por una ventana, leerles la mente, claro, es todo mucho mejor – dijo con ironía y rodando los ojos.-Tú te lo pierdes – reí poniéndome la camiseta – ¿nos vemos luego? – le pregunté acercándome a darle un beso en los labios.-Luego hay reunión, Jeno y Chan enen que hablar sobre el aullido de anoche y los cazadores –me dijo él antes de que saliese por la puerta – creen que han vuelto.-Lo sé – dije de un suspiro – hasta luego – le guiñé un ojo de forma juguetona y él rió dejando que me marchase.Cogí el anillo que las brujas de BlackPink nos hicieron a los vampiros hacía casi cuarenta años para que pudiésemos mostrarnos a la luz del sol, nos protegía de las quemaduras y nos permi)a salir de la casa fuese la hora que fuese.Me monté en mi moto y conduje hasta el único instuto del pueblo, ahí todos se conocían y era fácil enterarse de todo lo que pasaba.Aparqué la moto al lado de la de mi amigo Han, no era el único de los vampiros que decidía ir aclase, realmente los días podían ser aburridos y desde que las brujas nos hicieron aquellos anillos y podíamos hacer vida normal, los más extroverdos de nosotros necesitábamos movernos, socializar.-Hola – saludé a todos los demás, que estaban sentados en un banco mientras charlaban y esperaban a que sonase el mbre del primer día de clase – ¿listos para el segundo día de clase?-Todo por salir de esa casa – rió Lee Know llevándose el cigarro a los labios.

Todos nos giramos al oír el motor del coche de HyunJin, él y sus coches, él y su manía de hacernos saber a todos que estaba llegando, derrapó y aparcó dónde le dio la gana antes de salir del coche.-Y el alumno más guapo de este año y los próximos cuatro, ha llegado – dijo él abriendo sus brazos mientras caminaba hacia nosotros.-Ya me estoy arrepinendo de haber venido – Han rodó los ojos y se levantó del banco.-¿Por qué? Lo pasaremos bien – dijo él quitándose las gafas de sol.-Por  – contestó él con una falsa sonrisa – vamos dentro.Lo seguimos dentro de las instalaciones, allí donde los alumnos paseaban por los pasillos, olía anervios por el inicio de las clases, amaba el olor, aunque más amaba el olor a sangre que había por todos lados.-¿Estáis oliendo eso? – preguntó Lee Know esrando el cuello para mirar al 7nal del pasillo.-Sangre nueva – dije yo – hay alumnos nuevos hoy – comencé a caminar hacia la clase que nos tocaba.-Cóntrolate, Lee Know, por dios, contrólate – le pidió Han.Yo reí un poco, Lee Know tenía serios problemas con eso de controlarse con la sangre, paré en seco en la puerta de clase y observé a los nuevos, eran ellos y estaban todos en nuestra misma clase.-¿Y si son los cazadores? – preguntó Han a mi espalda – el jefe ha dicho que era una chica joven, justo acaban de llegar cinco chicas jóvenes y cinco chicos jóvenes – dijo él – que huelen de miedo, la verdad – ladeó la cabeza y se meó el Chupa-Chups en la boca.-Mierda – susurró HyunJin mirando a la chica de pelo rosa, sacudió la cabeza y se sentó detrás de ella, sin decir nada.Nosotros pasamos también y me senté entre dos de los nuevos, una chica rubia y un chico de pelo azul.-Buenos días, ¿sois nuevos? – les pregunté a ambos echándome con la silla hacia detrás.-¿Nos viste ayer? – me preguntó él y negué con la cabeza – entonces sí, somos nuevos.-Ah – dije yo meéndome un chicle en la boca para disimular que se me había hecho la boca agua de oler a la chica rubia, su sangre olía dulce y circulaba tranquila por todo su cuerpo – soyFelix.-Yo YeonJun – contestó él y yo miré a la chica.-YuNa – dijo sacando una carpeta de la mochila para darle una hoja a otro de los nuevos, sentado detrás nuestro.Cuando sacó la carpeta, me percaté de que había una pegana entre otras muchas con el símbolo de los cazadores, Han estaba en lo cierto, eran los cazadores. Me quedé mirando la pegana, estaba seguro que era el mismo símbolo que había gravado en la ;echa, el mismo que tenía yo gravado a fuego en la espalda de cuando me atraparon hacía unos años y me usaron de experimento.

-¿Y qué hacéis aquí? Es un pueblo pequeño y aburrido, no sabía que habíais venido – pregunté poniendo bien la silla.-Cazamos vampiros – me dijo la rubia sonriente – ¿conoces a alguno?-Aquí no hay vampiros, eso son leyendas urbanas, rubia – le dije yo sonriendo vacilante.-Era una broma – rió un poco – nos han asignado aquí para nuestros entrenamientos.-¿De qué? -De ro al arco – me contestó el chico mientras pintaba en su libreta el mismo símbolo de la pegana – tenéis un bosque muy grande, nos irá genial para entrenar al aire libre – minó repasando el arco de su logo.Yo asen) con la cabeza y entrelacé las manos en la mesa para prestar atención a la clase, pero no hacía más que oír circular la sangre de YuNa por su cuerpo y el chicle no estaba haciendo suefecto, aún estando rodeado de vivos, solo lograba escuchar la chica.Todos los demás también parecieron darse cuenta de la situación, estábamos rodeados de cazadores, de la misma cacería que acabó con casi todos los nuestros hacía años y esta vez, se habían in7ltrado entre nosotros para que no se les escapase ni uno solo.Un grito conjunto de los alumnos de la clase me obligó a desconectar de mis pensamientos y a mirar donde todos lo hacían, a la ventana.Me levanté con la oleada y abrí los ojos como platos al ver un cuerpo en el suelo, que parecía haber caído de la azotea, estaba lleno de mordiscos y todo ensangrentado, una imagen muy )pica de lo que hubiese hecho un vampiro, muy )pico de Lee Know.Lo miré y él se encogió de hombros, no había salido de clase así que no podría haber sido él.-Pues tal vez los vampiros sí que existan en este pueblo – dijo YuNa sin dejar de mirar por la ventana.LIA POVNos habían pedido a todos los alumnos que volviésemos a casa después de aquel incidente en el instuto, el cual, claramente, había sido obra de un vampiro, los mordiscos, la palidez de la chica y la manera en la que murió desangrada solo se podía explicar así.-No eran mordiscos de vampiro – dijo BeomGyu con seguridad y hojeando aquel horroroso libro que nuestros padres escribieron para nosotros y todos los que perteneciesen a la cacería – mirad – puso el libro en mitad de la mesa – la obertura de la boca supera la del vampiro y eran mucho más profundas.-Entonces, era del híbrido que vi ayer – dijo su hermana, YeJi, apartando su plato de comida dela mesa.-¿Los híbridos pueden exponerse a la luz solar? – preguntó ChaerYeong tratando de leerlo en algún lugar del libro.-Pueden – dije yo – lo leí ayer mientras dormíais, al converrse también en lobos no enen ningún problema para exponerse, aunque sí más di7cultad para sacar todo lo vampiros que son – expliqué.

-Eso no es lo preocupante – dijo RyuJin – lo preocupante es que no sabemos matarlos, nuestros padres nunca se enfrentaron a ellos, por lo tanto, no tenemos ni idea de cómo pararlos.-¿Y no podemos dormir una siesta y ya hablaremos de esto? – propuso HueningKai.-Vete, saldremos por la noche, hay más posibilidades de que los encontremos – dijo YeJi dándole permiso para que se levantase y se fuese.Ayudé con los demás a recogerlo todo mientras HueningKai nos animaba desde el sofá y después subí a mi habitación, aún no me había acabado de instalar, así que aproveché ese empo para hacerlo, coloqué cosas en el armario, colgué algunas fotos en la pared y posters de mis grupos de música favoritos. Ya que no me gustaba ese pueblo, al menos intentaría que la casa y la habitación estuviese medianamente a mi gusto y así senrme más cómoda.BeomGyu interrumpió en mi habitación como si fuese la suya y con su arco en la mano, a toda prisa se dirigió a la ventana y la abrió.-¿Qué pasa? – le pregunté acercándome a él y asomándome en la ventana.-¿Lo ves? – me preguntó apuntando con su arco al frondoso bosque.Yo ajusté la vista y observé a un chico joven entre los árboles, mirando a BeomGyu, retándolo a que disparase, tenía el pelo negro, igual que toda su ropa y su chaqueta de cuero, las manos en los bolsillos y el mentón en alto mostraban su soberbia y creencia de superioridad ante el arco de mi amigo.-Dispara – le dije yo tocándole el hombro.Él dejó ir la ;echa y esta impactó en el corazón del chico, que ni se inmutó, ni por esa, ni por la que YeJi disparó desde su habitación al hombro.-No le hacen nada – dijo BeomGyu mirando sus ;echas – debería haber caído – murmuró.Yo me quedé mirando como se quitaba las ;echas con tranquilidad y normalidad, las cerró en su puño y nos miró desde el sio, nos regaló una amplia sonrisa prepotente y se dio la vuelta para marcharse caminando.-¿Qué ha sido eso? – gritó HueningKai corriendo a mi habitación, donde vinieron todos.-Un híbrido – dijo BeomGyu bajando el arco – las ;echas no le han hecho nada.-Es inmune a la plata y la madera – dijo YeJi mirando su ;echa – y no es el mismo que el que disparé ayer.-¿Segura? – preguntó SooBin.-Segurísima, era rubio – dijo sentándose en mi cama.-Tenemos que averiguar cuantos híbridos son y como matarlos – ordenó BeomGyu – esta noche haremos una salida para peinar la zona, hasta el úlmo rincón, hasta aprendernos de memoria el puto bosque.-Sí claro, ¿te cuento las hojas de los árboles también? – le preguntó YuNa con sarcasmo y yo reí un poco.

Él le enseñó el dedo del medio a la rubia y se marchó de la habitación.BANG CHAN POVTodos mis vampiros vinieron conmigo a la casita del bosque donde nos reuníamos con Jeno y sus lobos, debíamos vernos con urgencia, su llegada y la de los cazadores suponía una amenaza para todos nosotros, que habíamos conseguido vivir en paz un empo.Entré sin picar, ellos ya estaban dentro, Jeno me esperaba de pie frente a una mesa, yo incliné mi cabeza para saludarlo y él hizo lo mismo, todos sus lobos me saludaron, todos mis vampiroslo saludaron igual.-¿Oíste el aullido? – me preguntó Jeno apoyando las manos en la mesa.-Lo oí – dije dejando la ;echa en la mesa – ¿has visto el cadáver del instuto?-Ha sido obra de un vampiro – dijo mirando a Lee Know.-A ver, idiota, que no ha sido él, que estaba en clase con nosotros – contestó HyunJin apoyándose en la pared de brazos cruzados.-No ha sido ninguno de mis vampiros, además, demasiado profundos y grandes eran los mordiscos – dije yo.-Un híbrido – dijo él alzando el mentón y mirándome a los ojos.- JungKook ha vuelto – aseguré – el aullido era suyo, no tengo ninguna duda, lo reconocería en cualquier lugar.-¿Y qué hace aquí? A parte de matar estudiantes para desayunar – se cruzó de brazos y esperó a que hablase.-No lo sé, lo he buscado todo el día, pero no lo he visto.-Creía que eras el único híbrido que exis)a.-Y yo también, pero ya ves que las brujas de BlackPink han hecho de las suyas – sonreí de lado.-¿Y la ;echa? – me preguntó mirándola de reojo.-La cacería, ha vuelto. Una chica me disparó ayer.-Por eso aullaste – adivinó y asen) con la cabeza – Creí que los matamos – dijo él encendiéndose un cigarro.-Pero no a la hija de SeHun, o almenos de la única que tenemos conciencia – él frunció el ceño al escucharme – es el mismo logo, con la misma cacería que nos ha perseguido durante décadas – le aseguré y miré a HyunJin, que miraba el suelo con distracción.-Son diez, cinco chicas y cinco chicos – dijo él alzando la vista – ¿adivinas a la clase de quién van? Exacto, a la del guapo, osea, a la mía – se señaló a él mismo.-Y viven en una casa de cristal en el bosque, por ahí abandonada, dónde acaba el pueblo, lo más cerca de nosotros que pueden – dije yo.-Han vuelto a vengar la muerte de sus padres – dijo él asinendo con la cabeza – pretenden matarnos a todos.

-Y JungKook viene a recuperar su territorio, el que le quitamos – dije yo – trabajaremos juntos, Jeno, solo así tenemos oportunidad de ganar estas dos guerras.-Trato hecho – me tendió su mano y se la estreché.-Sí, sí, y olvidad el rollo este de que tenemos un problema desde hace siglos – habló JaeMin detrás de Jeno – somos nosotros, juntos, contra el problema.Yo asen) con la cabeza y agité una vez la mano de Jeno.-Estaremos en contacto – le aseguré antes de abandonar la caseta – iré a ver a las brujas.Mis vampiros vinieron conmigo y usamos nuestra velocidad para ponernos a salvo en la casa, ellos, enseguida, cogieron una bolsa de sangre cada uno para bebérsela y se sentaron todos enel salón a charlar, como cada noche, yo también lo hice, me serví una copa y me senté en una esquina del sofá con ellos.No parecían preocupados por la situación, a pesar de la gravedad, estaban tranquilos, preparados para todo lo que se les viniese, solos no sé, pero con la manada de Jeno podríamosvolver a vencer una batalla así, que se repe)a después de dos o tres décadas.-Estás muy pálido, ¿qué te pasa? – bromeó HyunJin tocándome la mejilla con el dedo.-Claro que está pálido, imbécil, es un vampiro, está muerto – le dijo IN riendo y recostándose en Han.-¿Me das de tu sangre? Tengo hambre y voy a salir a vigilar los alrededores – le dije mirando 7jamente a HyunJin.-Claro que sí, hombre – dijo él remangándose la camiseta – chupa – me acercó la muñeca – sin miedo, que enes que ir con fuerzas a ver a la loca del arco, chupa – repió.Yo sonreí un poco y le cogí el brazo, olí la muñeca de HyunJin, me gustaba cualquier sangre de vampiro, era de lo que me alimentaba, me alimentaba de todos mis vampiros, desde que era un híbrido la sangre humana me sentaba fatal, pero la de HyunJin olía demasiado bien, porqueél era un vampiro de nacimiento, hijo de un vampiro, que lo abandonó cuando su madre murióen el parto, había muy pocos como HyunJin en el mundo.Saqué los colmillos de híbrido, más largos y gruesos que cualquier otro, y los clavé en la piel de HyunJin, en un mordisco limpio, empecé a chupar su sangre y a alimentarme de él. Sen) como mi cuerpo recargaba todas sus fuerzas y energías en cuesón de segundos, era otra de las ventajas de ser un híbrido, me saciaba muy rápido.-Gracias – dije bajándole la manga de la camiseta.-¿Ya está? Pero si eso ha sido un chupito, Chan – bromeó él.-Tengo que irme – me bebí lo que quedaba en mi vaso de un trago y me puse en pie – no salgáis de aquí y no le abráis la puerta a nadie – los adver).-Tengo setecientos cuatro años – dijo Han sonriente – creo que sé cuidarme.-No, en realidad no – dije yo.Miré a WooJin, que me asinó con la cabeza conforme los cuidaría, tendrían todos los años que quisieran, pero aún se comportaban como críos a veces.

Salí de la casa y caminé por el bosque con sigilo y las manos en el bolsillo, todo estaba tranquilo, pero yo esperaba a ver a JungKook o a alguno de los cazadores, encontrarme con ellos, matar el aburrimiento.Mi olor e insnto animal de hombre lobo, me llevó hasta una casa al 7nal del pueblo, las luces estaban encendidas y podía oír el ruido de un arco, de ;echas impactando en un árbol, oía la misma respiración que oí el día anterior cuando me dispararon.Me acerqué a aquel ruido y vi a la chica, de espaldas a mí y con un tatuaje en la nuca con el símbolo de su cacería, disparaba ;echas a los árboles del bosque, todos con dianas dibujadas en los troncos y todas las ;echas habían dado perfectas en el blanco.-¿Y tú quién eres? – le pregunté cuando estuve a un metro de ella.La chica morena se giró en un rápido movimiento y me apuntó con su ;echa, la punta estaba a un cen)metro de mi nariz y me miraba ajustando la vista.-¿Y tú? – preguntó ella sin dejar de apuntarme.-Vivo aquí desde que nací – le dije bajando la ;echa de su arco y viendo como se mostraba mástranquila, pero en el fondo tensa – nunca te había visto en el pueblo.-Me he mudado con mis amigos – dijo ella apoyando el peso de su cuerpo en una pierna – ¿no crees que es peligroso venir al bosque tan tarde?-¿Por qué? Lo hago siempre – dije yo con tranquilidad y ella encogió los hombros – ¿cómo te llamas?-YeJi – contestó – ¿y tú?-Chan – sonreí un poco – ¿por qué has venido a este pueblo? No hay nada interesante.-Nos llamaba la atención – encogió los hombros y miró su arco.-Si habéis venido a cazar, no hay más que un par de conejos – le informé mirando hacia el bosque.-No es nuestra intención – negó con la cabeza y se tocó el collar que llevaba – ¿me haces un favor?-Claro.-¿Me lo puedes ajustar? – se dio la vuelta y se tocó la cadena del collar.Yo asen) y cuando la cogí, sen) el leve escozor de la verbena, lo había hecho queriendo, sabía que quería que tocase su collar impregnado en la planta de la verbena, a la que los vampiros quemaban si la tocaban, debilitaba si la tomaban y toda persona que llevase encima verbena, era un impedimento para que las pudiésemos hipnozar, menos para los híbridos, a nosotros eso no nos afectaba.-¿Así? – le pregunté cuando lo apreté un poco más y pasé la yema de los dedos por el tatuaje de su nuca, que seguía y se escondía debajo de la camiseta por su espalda.-Gracias – dijo ella sonriendo y relajada del todo, porque a sus ojos, yo no era un vampiro, no debían estar muy informados sobre los híbridos – no te he visto en el instuto.

-No voy a clase, yo trabajo – men).-Ah, ¿sí? ¿Dónde? – me preguntó interesada.-En la cafetería del pueblo – me inventé – puedes pasarte cuando quieras – sonreí.-Sí, lo haré – ella asinó con la cabeza.-Me voy, buenas noches – le sonreí dulcemente y caminé por su lado para irme.-Buenas noches, Chan – dijo ella girando su cabeza para mirar cómo me iba.En un pequeño pueblo entre Incheon y Seúl, conviven desde hace dos décadas, vampiros y hombres lobo con los humanos,

Continuara…

Autora YASSGY0MIE

También te puede interesar:

Te puede interesar

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments