Fanfic: You Never Walk Alone, BTS capitulo 3

Fanfics

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS capitulo 3

Autora: Yalimar Yanez / nessieyalimar21 Capítulo 3 — Avísanos de cualquier cosa—dijo papá a YoonGi mientras lo abrazaba. Mi hermano llevaba un […]

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS Fanfic: You Never Walk Alone, BTS

Autora: Yalimar Yanez / nessieyalimar21

Capítulo 3

— Avísanos de cualquier cosa—dijo papá a YoonGi mientras lo abrazaba. Mi hermano llevaba un cubrebocas permitiendo pasar desapercibido, también una gorra para cubrirse el cabello y hasta ahora todo va bien.

— Yun—miré a mi madre antes de que me abrazara fuertemente—Disfruta el viaje.

— Espero poder hacerlo.

— Ya verás que sí—besó mi mejilla.

— Te prometo que se acostará temprano y no comerá golosinas en la noche.

— YoonGi—mamá no pudo reprocharlo. Besó sus mejillas también—Te deseo suerte.

Las personas estaban subiendo de una vez, había adultos, ancianos, niños y bebés. Iríamos como cualquier otro pasajero, en cuanto estuvimos dentro del avión sólo me dediqué a seguir a mi hermano. Iríamos en la mitad, por suerte, él estaba junto a la ventana, me ayudó a guardar el bolso que tenía en el hombro ya que las maletas las habían guardado desde un principio. YoonGi se sentó a mi lado y durante todo el vuelo no dijimos nada.

Cuando desperté fue por mi hermano que abrochaba mi cinturón, lo escuché decir que habíamos llegado. El vuelo me pareció tan corto, pero fue porque me la pasé durmiendo, YoonGi tenía un rostro somnoliento, cuando bajamos del avión miraba las maletas que pasaban frente a nosotros. Tenía demasiado frío, me cubrí mejor envidiando a las personas que me rodeaban, ellas no tenían que combatir con las temperaturas inestables de su cuerpo. Con el bolso en mi hombro bostecé, YoonGi había identificado dos de sus maletas y al rato aparecieron las mías. En las puertas del aeropuerto fue que noté lo moderna que era esa ciudad, claro, nosotros veníamos de una ciudad tan grande como ésta, pero…algo me decía que esos edificios eran más altos que en Daegu, un taxi nos esperaba, quise ayudar a mi hermano, pero se negó ordenándome que entrara al auto. Obedecí colocando mi bolso sobre mis piernas.

En el camino hubo el mismo silencio que en el avión, YoonGi iba revisando su celular escribiendo algo en él, sus dedos se movían rápidamente y cuando quise intentar ver sólo habló sin verme.

— Aléjate.

— ¿Le escribes a los chicos?

— Sí—acomodó su gorra cubriéndose más. El cubrebocas sólo dejaba a la vista sus ojos—RM pidió el taxi por nosotros así que están esperándonos, algunos llegaron en la madrugada y otros hace minutos.

— ¿Qué me aconsejas? Ya sabes, seré la única chica allí…—apoyé mi brazo en su hombro al acercarme a él. Suspiró mirándome, despeinó mi cabello y pude imaginar su sonrisa debajo de ese cubrebocas.

— Si te tocan los asesinaré, si te ven los asesinaré, si sólo piensan en ti los asesinaré, dormirás en mi habitación, irás conmigo a donde vaya, prácticas, reuniones, ensayos, conferencias, entrevistas…

— No creo que pueda hacer todo eso—admití algo avergonzada.

— No pensarás que voy a dejarte sola, les prometí a nuestros padres que…

— Lo sé, YoonGi—interrumpí su discurso de hermano ejemplar—Me refiero es a que no creo poder soportar tantas actividades, algunas veces me canso más de lo normal, de por sí me canso sin hacer nada.

— Veremos qué haremos—tomó mi mano. Recosté mi cabeza en su hombro y cuando llegamos a la casa de nuevo se rehusó a que lo ayudara. El hombre del taxi lo apoyó llevando las maletas dentro, era increíble la sencillez con la que vivían estos chicos. Acomodé el bolso en mi hombro escuchando pasos venir de arriba, el primero en aparecer fue Jin, los demás lo siguieron y no dudaron en abrazar a mi hermano, me causó gracia su expresión de “ya, no me toquen o los asesino”

— Chicos, ella es…

— Min Yun, hola—saludé algo sonrojada—Gusto conocerlos.

— El gusto es nuestro, Yun—RM sonrió dulcemente asintiendo—Bienvenida a nuestra casa.

— Te ayudaremos con tus maletas—propuso J-Hope.

— ¿En qué habitación dormirá? —inquirió un Tae curioso.

— Conmigo, Jimin tendrá que buscar otro compañero de habitación.

— ¿Duermen juntos? —sonreí divertida mirándolos. El pequeño Jiminie se sonrojó ante eso, su sonrisa nerviosa sólo me causó ternura— ¿Sabes que las armys suelen colocarlos juntos, cierto? Le llaman YoonMin.

— ¿Enserio lees esas cosas? —YoonGi hizo una mueca asqueada arrugando su nariz. Reí asintiendo ganando algunas sonrisas de los chicos.

— Creo que tu hermana es fanática de mí—se señaló Jimin.

— No realmente, es decir, apoyo al grupo en sí, pero por las cosas que veo o escucho prefiero a TaeHyung oppa—señalé. Todos lo miraron y éste intentó esconderse detrás de Kookie.

— ¡Eso nunca me lo dijiste, Yun! —reprochó YoonGi disgustado, todo el camino había estado callado y ahora decidíamos hablar por fin—Sube a tu habitación, niña rebelde.

— No soy rebelde, no tiene nada de malo que me guste Tae, me parece un chico muy lindo, tierno y extraño como yo—bromeé en lo último, pero me sorprendí cuando éste vino a mí abrazándome.

— Eres una ternurita, Yun—TaeHyung casi me quita el aire. Los chicos rieron ayudándome con las maletas, Jin y RM fueron adelante mientras que Tae tenía su brazo sobre mis hombros sin importarle las miradas asesinas de mi hermano. Quise reírme, pero me detuve al pie de las escaleras sintiendo que todo daba vueltas, por suerte Jimin me sostuvo del brazo.

— ¿Estás bien?

— Sí, sólo…estoy cansada.

— ¿Yun? —YoonGi estaba detrás, J-Hope y Kookie lo ayudaban con sus cosas también— ¿Puedes subir?

— Sí, estoy bien.

— Estás helada—comentó Jimin al sentir mis manos.

— Tranquila, podemos subir despacio—Tae también acarició mi mano ayudándome junto al chico. El mareo siguió allí haciendo que me tambaleara por las escaleras, no quería que me vieran así el primer día, pero el cansancio quería vencerme. Parpadeé varias veces intentando ver a Jin en una de las puertas, le decía algo a RM, pero no podía escucharlo.

— No…puedo…—me detuve en el acto.

— ¿Yun? —alguien tocó mi espalda.

— ¡Jimin no la dejes caer!

Y antes de caer inconsciente sentí que alguno de ellos me atrapaba a tiempo. Dejé de escuchar y de sentir con toda la oscuridad sobre mí.

Continuara…

Autora: Yalimar Yanez / nessieyalimar21

También te puede interesar:

Te puede interesar

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments