La verdadera historia de la Manpasikjeok, la flauta que aparece en ‘The King: Eternal Monarch’

googletag.cmd.push(function() { googletag.display('KPL_Nota_LB1'); });
Trends

La verdadera historia de la Manpasikjeok, la flauta que aparece en ‘The King: Eternal Monarch’

El drama, The King: Eternal Monarch ya ha terminado, y nos ha dejado episodios y una historia increíbles que estamos […]

El drama, The King: Eternal Monarch ya ha terminado, y nos ha dejado episodios y una historia increíbles que estamos seguras se convertirá en una de las favoritas del público, a pesar de que tuvo sus controversias en el camino.

Sin embargo, hoy quiero contarte sobre un artefacto en particular que era de vital importancia en la historia: La flauta manpasikjeo.

Sí, sabemos que esta flauta de madera era la llave para poder abrir la puerta entre el Reino de Corea y la República de Corea, la cual era usada por el rey Lee Gon para poder visitar a su amada Jung Tae Eul.

Pero, ¿sabías que esta flauta es lejos de ser ficticia? Así como lo lees, esta es una flauta real y es parte de una de las leyendas más viejas de Corea.

Manpasikjeok, la flauta que calma diez mil olas

Esta maravillosa leyenda coreana se originó a partir del periodo de la Silla unificada narra la historia sobre una flauta de bambú del Rey Sinmun, que le fue entregada por un dragón del mar.

La historia dice que el funcionario marítimo, Bak Suk Cheong informó al entonces Rey Sinmun que una pequeña montaña estaba flotando hacia el templo de Gameunsa. El adivino de la corte le dijo al rey que eso era un buen augurio de que el rey recibiría un gran tesoro por parte de los antiguos reyes, Munmu y Kim Yu Sin, quienes supuestamente se habían convertido en el dios del dragón llamado Yongsin y el Dios celestial llamado Cheonsin y que querían darle un regalo.

Al séptimo día, el Rey fue a la costa, donde se le informó que la montaña que se movía tenía forma de tortuga y que justo en la cima había un poste de bambú que se dividía en dos partes durante el día y se convertía en uno durante la noche.

Al siguiente día, el Rey observó ese mágico momento en el que el poste de bambú se convertía en uno mientras el cielo y la tierra se sacudían con fuertes ráfagas de viento y lluvia, lo que provocó que quedaran en la total obscuridad por siete días.

Cuando llegó el día número 16, las olas y los vientos se calmaron, por lo que el rey decidió acercarse a la isla en un barco. Fue ahí cuando un dragón se le apareció y le dijo que tomara el árbol de bambú como un obsequio.:

“Si tú tomas esto y haces una flauta, el sonido de la flauta atraerá la paz a todos los seres bajo el cielo”.

El Rey le ofreció una fonación de oro y jade y el mensajero de la corte rompió el poste de la isla y se fueron. La isla desapareció instantáneamente.

Tan pronto regresaron de nuevo a su palacio, el rey ordenó hacer una flauta con el poste y la guardó en el depósito del Buda Divino, que tiene el nombre de Cheonjongobang.

El rey se dio cuenta que cada vez que tocaba la flauta algo bueno ocurría, por ejemplo, los amigos se retiraban; las enfermedades eran curadas y llovía en tiempos de sequía.

Por ello, la flauta se convirtió en un tesoro nacional a la que llamaron Manpasikjeok, la cual significa ‘Flauta que calma diez mil olas’.

https://www.instagram.com/p/CAT4wGVJmLi/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=embed_video_watch_again

Fuente

También te puede interesar:

¡Gana un set de maquillaje de Colour Pop y mascarillas asiáticas con K-Pop.Lat!

Love Alarm 2 de Netflix esta a la vuelta de la esquina

TEST: ¿Qué actor de Kdrama seria tu Sugar Daddy?

Te puede interesar

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments